Documento análitico: Juventudes en Guatemala

No. de páginas: 119

Fecha de publicación: Abril 2021

Autor: UNFPA - CONJUVE

El Consejo Nacional de la Juventud -CONJUVE-, y el Fondo de Población de las Naciones Unidas -UNFPA-, Informan: 

El Consejo Nacional de la Juventud -CONJUVE-, junto al Fondo de Población de las Naciones Unidas en Guatemala, por sus siglas -UNFPA-, realizan este día la presentación oficial del Estudio “Juventudes en Guatemala”, el cual contiene la data completa de la situación de la juventud en el país. 

El Estudio ofrece insumos que sustentan la actualización de la Política Nacional de Juventud, presentando información desagregada y pertinente a las necesidades de las juventudes guatemaltecas, que facilitan el diagnóstico de la realidad, desde una perspectiva interseccional, relacional y contextualizada.

Algunas de las principales conclusiones de este estudio evidencian:

La distribución de la población por edad presenta una relación favorable entre grupos en edad productiva (jóvenes y adultos) y otros en edad dependiente (infancias y personas adultas mayores), habiendo disminuido la tasa de dependencia de 91.6 a 63.9 personas dependientes por cada 100 personas en edad productiva entre 1994 y 2018. Estos descensos han abierto una potencial ventana de oportunidad, a la que llamamos “bono demográfico”, que de ser aprovechada para estimular el desarrollo económico y mejorar las condiciones de vida de la población. Ello dependerá, en gran medida, de que la población joven se beneficie de inversiones en los ámbitos de educación, salud y empleo, en especial las mujeres y la juventud perteneciente a los grupos poblacionales más rezagados.

La población joven entre 13 y 30 años representa poco más de una tercera parte de la población guatemalteca (35.6%), siendo los mayores de 18 años quienes integran la mayor parte de la población juvenil (61.9%). Cerca de una quinta parte reside en el departamento de Guatemala (19.7%) - el más poblado del país - y más de la mitad, vive en zonas urbanas (53.6%). Poco más de la mitad son mujeres (51.4%), y en términos de pueblo de pertenencia, una parte importante se identifica como parte de los pueblos maya, xinka y garífuna (44.2%), mientras que el resto lo hace con otros grupos identitarios también diversos: ladino, mestizo, afrodescendiente o extranjero (55.8%).

Otro rasgo cultural notable es que la mayoría declaran que su idioma materno es el español (70.1%) y son monolingües, pero la mayoría de quienes hablan dos o más idiomas reportan alguno de origen maya como idioma materno (78.1%).

Poco más de la mitad (50.6%) forma parte de la Población Económicamente Activa (PEA), aunque su participación se incrementa con la edad. La tasa de desocupación entre la PEA juvenil es del 4.6% -más del doble a la de PEA total (2.0%)-. Debe señalarse que aun cuando solo 2 de cada 10 jóvenes de 13 a 15 años se encuentran en condición de actividad económica, su nivel de ocupación es prácticamente absoluto (99.7%).

Encontramos que 3 de cada 10 jóvenes en el país no estudian ni trabajan, algo que evidencia una doble exclusión. Al respecto debe enfatizarse que esta condición parece acentuarse conforme se incrementa la edad, pues sólo el 14.0% de quienes tienen entre 13 y 25 años, pero el 33.8% de quienes tienen entre 25 y 30 declaró encontrarse en esta situación respecto del sistema educativo y el mercado laboral.

Ocurre también que 2 de cada 10 jóvenes mujeres entre 15 y 19 años ya han sido madres y la mayoría de las jóvenes entre 25 y 30 años (82.7%), lo fueron antes de convertirse en jóvenes adultas (25 años). Una proporción reducida, pero que no debe desdeñarse, de jóvenes entre 13 y 15 años (2.4%) han sido madres antes de transitar a la adolescencia.

Implementar las inversiones en Juventud es poner en marcha los Objetivos de Desarrollo Sostenible, Agenda 2030, sin dejar a ninguna persona joven atrás en términos de desarrollo, en especial en ámbitos como el acceso a la educación secundaria, acceso a servicios de salud, poner fin a la violencia de género y contra las niñas y adolescentes, apoyar el empleo juvenil, abrir espacios para la participación y liderazgo de la juventud.

Los datos reflejan una perspectiva actual de la situación de la juventud, por esto el Consejo Nacional de la Juventud -CONJUVE-, se encuentra instaurando los puentes que permitan las condiciones para el desarrollo integral de las juventudes del país, uniendo esfuerzos con organismos e instituciones que den viabilidad a las políticas y programas del Gobierno de Guatemala.

 

Guatemala, 22 de abril de 2021.