Noticias

Parteras: Defensoras de los derechos de las mujeres

2 Mayo 2019

El 5 de mayo de 2019, UNFPA se una a la conmemoración del Día Internacional de la Partera, con el tema de este año, establecido por la Confederación Internacional de Matronas, ICM “Parteras: Defensoras de los derechos de las mujeres.

El rol de las parteras a nivel global es muy relevante ya que son defensoras del derecho básico de
las mujeres a los servicios de salud sexual y reproductiva de calidad y a llevar una vida productiva,
siendo la columna vertebral de familias y comunidades saludables. Las parteras son actoras
fundamentales para garantizar que las mujeres puedan ejercer sus derechos al proporcionar:

  • Acompañamiento a las mujeres a lo largo de su vida y de manera integral, así como de sus decisiones reproductivas.
  • Asesoramiento y servicios de planificación familiar.
  • Servicios de atención prenatal de calidad.
  • Servicios de parto seguro para embarazos normales y pacientes remitidas de manera oportuna para recibir servicios de atención obstétrica de emergencia en caso de complicaciones en el embarazo y el parto.
  • Cuidado esencial del recién nacido.
  • Servicios de atención postnatal de calidad y de planificación familiar posparto.
  • Asesoramiento y pruebas de VIH e ITS y prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo, en muchos países.
  • Servicios a las víctimas de violencia contra las mujeres y violencia sexual y prevención de prácticas dañinas como la mutilación genital femenina, las uniones y embarazos tempranos y forzados.
  • Información y servicios integrales de SSR, como exámenes de detección de cáncer de cuello uterino y cáncer de mama.

Para que una mujer viva plenamente su derecho a la salud y el bienestar, debe poder decidir
acerca de su fertilidad y tener acceso a la atención médica de calidad e información precisa. La
salud sexual y reproductiva de las mujeres se relaciona con múltiples derechos humanos, incluido
el derecho a la vida, el derecho a no ser torturada, el derecho a la salud, el derecho a la privacidad,
el derecho a la educación y vivir libre de violencia y de discriminación.

Destacar que reducir la mortalidad materna y neonatal a nivel mundial sigue siendo un gran
desafío. Cada año, 303,000 mujeres continúan muriendo durante el embarazo y el parto, y casi 2.6
millones de bebés mueren en las primeras semanas de nacimiento. El 99% de estas muertes se
producen en países en desarrollo, por lo tanto, debemos abordar con urgencia la escasez mundial
de matronas y asegurarnos de que sean competentes, estén debidamente educados y capacitados
para cumplir con los estándares mundiales.

Las parteras capacitadas y con los apoyos adecuados, pueden brindar más del 87% de todos los
servicios de salud sexual y reproductiva, incluido el cuidado de madres y bebés durante el
embarazo y el parto, el suministro de anticonceptivos, el control de las infecciones de transmisión
sexual, incluido el VIH y mucho más.

Invertir en la capacitación y apoyo a las parteras es fundamental para lograr el ODS 3 de salud y
bienestar, eliminar la mortalidad y morbilidad materna y neonatal y garantizar el acceso universal
a la salud y los derechos sexuales reproductivos.