Declaración

¡Rompamos el Silencio!

17 Mayo 2020
¡Rompamos el silencio!
¡Rompamos el silencio!

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”: el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos habla de la universalidad de los derechos humanos. Todas las personas en todo el mundo deben gozar de estos derechos, sin distinción o discriminación de ningún tipo.

Las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, queere intersexuales (LGBTQI) son de las más vulnerables y marginadas en muchas sociedades, sufren discriminación que afecta negativamente a todos los aspectos de sus vidas. Actualmente, debido a la pandemia de la COVID-19, las personas LGBTQI se encuentran entre las que corren un mayor riesgo.

El UNFPA se ha comprometido a garantizar que las personas LGBTQI no sean víctimas de discriminación o teman sufrir represalias por solicitar atención de la salud durante la crisis de COVID-19. 

Los sistemas y servicios de salud se están viendo sometidos a una gran presión en todo el mundo, lo que tiene un enorme efecto sobre los grupos que ya se encuentran en situación de marginación y exclusión. En países donde las relaciones entre personas del mismo sexo están criminalizadas o las personas transgénero son perseguidas, puede que eviten hacerse pruebas o recibir tratamiento por miedo a sufrir actos de violencia o ser detenidas.

Debido a las medidas de confinamiento impuestas en muchos lugares, las personas LGBTQI tanto adultas como jóvenes pueden verse recluidas en entornos hostiles, con familiares o compañeros que no las apoyan. Esta circunstancia implica una mayor exposición a violencia, ansiedad, miedo y depresión.

En este 30º aniversario del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, el UNFPA quiere destacar la importancia de romper el silencio.

Nadie debería sufrir estigma o discriminación en el trabajo, se debe crear un lugar de trabajo seguro en donde todo el mundo se sienta incluido y valorado puede despertar el increíble potencial que todos poseemos. El UNFPA seguirá defendiendo estos valores esenciales junto con nuestros compañeros, trabajadores, asociados en la ejecución y las personas a las que prestamos servicio. Por ejemplo, en la actualidad el directorio mundial del UNFPA ofrece opciones de perfil para reflejar de manera más precisa y respetuosa la diversidad de género de nuestro personal, ya que hay quienes no se identifica ni como hombre ni como mujer.

El UNFPA, el organismo de salud sexual y reproductiva de las Naciones Unidas, se ha comprometido a abordar las necesidades en materia de salud sexual y reproductiva de personas que presentan una orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales de carácter diverso. Promovamos juntos una sociedad libre de todas las formas de discriminación y acoso para garantizar que todas las personas, en todo el mundo, puedan vivir y trabajar en condiciones de seguridad y dignidad.
–––
Comunicado y póster de UN-Globe, que aboga por la igualdad y la no discriminación del personal LGBTQI en el sistema de las Naciones Unidas y sus operaciones de mantenimiento de la paz.